Filtro de agua casero para tortugas

Una de las mayores quejas de los propietarios de tortugas acuáticas es la necesidad de mantenimiento constante de los acuarios. Se quejan porque el agua se ensucia en pocos días y están cansados ​​de limpiar las peceras constantemente.

Filtro de agua casero para tortugas

Los sistemas de filtración comerciales tienen una potencia notoriamente deficiente para el adecuado mantenimiento de las diferentes especies de tortugas de agua, ya que están fabricados para el mantenimiento de los acuarios con peces. A menudo, las tortugas son dos o tres veces más sucias que los peces. Por lo tanto, se recomienda que consigas un filtro con al menos el doble de potencia para el tamaño real del acuario que tienes. Esto puede ser costoso, especialmente si tienes un acuario de 250 litros o más para tus tortugas adultas.

Puedes disfrutar de la compañía de tus mascotas, sin tener que claudicar en la limpieza y el buen olor de tu hogar. Los acuarios de tus tortugas pueden tener el agua cristalina sin tener que matarte a limpiarla diariamente.

Puede ser realmente fácil construir un filtro de agua casero maravillosamente potente para asegurarte la limpieza de tu acuario de tortugas.

En primer lugar a continuación te informamos de la lista de la compra con los materiales que vas a necesitar.

Materiales

  • Cubo de 17L.
  • Cubo con tapa de 20L.
  • Tubería de vinilo, con diámetro exterior de 2,5 cm, diámetro interior de 2 cm y de 3 metros de largo.
  • Tubería de vinilo, de 3 cm de diámetro exterior, de 2,5 cm de diámetro interior y de 30 cm de largo.
  • Abrazadera de la manguera de acero inoxidable.
  • Gran filtro de hilo de seda de 2 m2.
  • kit de cierre hermético de 2,5 cm.
  • Filtro de bolsa de 30x20cm.
  • Mezcla de carbono y amoniaco.
  • Bomba maxi jet de 1800 (este material imprescindible es caro, pero no escatimes y compres uno inferior porque te arrepentirás.
  • 15 estropajos pequeños de cocina (esos que se ven como bolitas hinchadas de colores que no tienen esponja).
  • 2 coladores.

Todos estos materiales pueden costarte entre 100 y 170 €.

Ahora que ya has hecho las compras y tienes todo el material en tu hogar, necesitarás algunas herramientas y unos 5 minutos de tu tiempo para poner este filtro en marcha.

Herramientas

  • Máquina taladradora.
  • Taladro de 3 cm.
  • Taladro de 2,5 cm.
  • Cortadores.

Sí, eso es todo.

Construcción

Lo primero es lo primero, lava los cubos, los coladores y las mangueras para asegurarte que no llevan consigo ningún producto químico no deseado que puede afectar a la vida de tu acuario.

Lo siguiente que necesitas es hacer un agujero de 3 cm en la parte inferior del cubo y otro de 2,5 cm en la tapa.

Ahora instala el cierre hermético en la parte inferior de la cubeta. Si lo deseas, puedes poner un poco de silicona para sellarlo mejor, pero tendrás que esperar un par de días para que se seque completamente antes de poder usarlo.

Llena ambas bolsas de medios con la mezcla de carbono y amoniaco y enjuaga bien. Colócalas en la parte inferior de la cubeta. Instala esta sección metiendo el tubo de 30 cm de largo en el agujero que hemos hecho de 3 cm y que hemos colocado el cierre. Ahora debes tener unos 15 cm de tubo a cada lado de la base del cubo.

Filtros de agua acuario

Ahora vamos a trabajar con el primera colador. Al principio, vas a tener que luchar con él un poco, ya que los mangos o las asas se resisten a ser deformados pero puedes conseguirlo. No hace falta quitar las asas ya que ayudan a mantener el colador en su lugar. Rellena este colador con el filtro de hilo de seda, unos 30 cm2. Te sobrará mucha cantidad de la que has comprado, pero eso está bien. Tendrás que ir reemplazándolo cada cierto tiempo.

Coloca el segundo colador en el cubo y rellénalo con los estropajos de cocina. Estos actúan como una alternativa barata a las bolas bio y en realidad funcionan mejor.

Ahora colocaremos en el cubo sobre el acuario. Si no puedes apoyar el cubo en ninguna parte, puedes colocar dos piezas de madera o de otro material atravesando el acuario y colocar el cubo encima.

Lo siguiente que haremos será preparar la bomba con el accesorio de rejilla y el adaptador de manguera de 2 cm. Conecta el extremo más pequeño del tubo de 3 metros de largo, a la bomba y colócala en el tanque de agua. Debes poner la bomba en el extremo opuesto del filtro para promover una mejor circulación.

Estira el tubo y cortálo para que entre en los 15 cm de tubo que se encuentran en la parte superior del filtro. Aquí es donde la abrazadera de la manguera entra en juego. Realmente no quieres esta manguera se salga y esparza el agua que saca de tu acuario por toda la sala.

Ahora viene el gran momento, enchúfalo a la corriente. El filtro necesitará una semana más o menos para que las bacterias beneficiosas se acumulen en él, siempre con la finalidad de mantener muy limpia el agua. Es normal que al principio veas el agua de tu acuario un poco turbia.

El único inconveniente de este filtro es que no es el sistema más silencioso que hay, pero la facilidad de mantenimiento es mucho mayor que con cualquier otro. Este ejemplo puede servir para un acuario de 360 litros con unas 15 tortugas machos adultas. En este caso, tendrás que limpiar el filtro una vez al mes. La belleza de este sistema es que puedes escalarlo dependiendo de tus necesidades. Puedes utilizar un sistema más pequeño para acuarios de menos litros.

Así que ahí lo tienes. Una alternativa bastante más barata pero increíblemente potente de los filtros comerciales y especialmente diseñada para manejar los residuos que producen las tortugas.