Filtro de agua de lluvia

Lo creas o no, puedes filtrar el agua de lluvia y obtener un agua fresca y con buen sabor. Hay miles de hogares que dependen del agua de la lluvia como único suministro de agua y millones de viviendas que utilizan el agua de lluvia para cubrir la mayoría de sus necesidades de riego.

Filtro de agua de lluvia

Pero hay que tener cuidado. Mientras que el agua de lluvia se filtra naturalmente a través de la destilación solar, algunas cosas no tan frescas le suceden a la lluvia en el camino de vuelta, especialmente una vez que la lluvia golpea nuestros techos y recoge todo el material orgánico (heces de animales y todo) que se acumulan allí. Para devolver la lluvia a un estado potable, hay algunos métodos probados y efectivos que podemos utilizar para su filtración. Hay un método rápido ideal para situaciones de emergencia y otro método de filtración de agua de lluvia a largo plazo, ideal para la utilización de agua de lluvia para cubrir tus necesidades de agua. He aquí un resumen de los dos:

Filtrado del agua a corto plazo

Si vives en una zona rural y dependes de, por ejemplo, la electricidad para proporcionar energía a la bomba del pozo para poder extraer el agua, o si estás conectado a un suministro de agua municipal y quieres tener una fuente de agua de reserva para emergencias, es posible que desees considerar la posibilidad de guardarte en la manga una solución de filtración a corto plazo. En este caso, se recomiendan unidades de ultrafiltración. La tecnología de ultrafiltración y/u ósmosis prospectiva opera sobre el principio de la reducción de los elementos de filtración para conseguir un resultado del 99,9999% en la reducción de las bacterias nacidas del agua, por lo tanto, el agua resultante que pasa a través del filtro es segura para beber. De hecho, la ultrafiltración es tan eficaz que no se necesita ningún otro filtro.

Sin embargo, la desventaja de ultrafiltración, es la escala a la que este filtro puede ser utilizado. Es ideal para situaciones de emergencia, pero para las opciones de agua de uso doméstico, este método tiene sus limitaciones.

Filtrado del agua a largo plazo para aplicaciones en el hogar

Si deseas utilizar el agua de lluvia para cubrir todas o al menos algunas necesidades de tu hogar, deberás instalar un sistema de filtración a gran escala, hay algunos pasos a seguir para asegurar un sistema fresco, limpio y eficiente.

Prefiltración

Debido a que la mayoría de las bacterias entran en el agua de lluvia debido al sistema de recogida, por ejemplo al arrastrar la materia fecal de ardillas, pájaros, etc. u otro tipo de materia orgánica que se encuentra en los tejados o canalones (por donde se recoge el agua), la prefiltración es un paso vital para poder almacenar un suministro de agua fresca. En primer lugar, querrás considerar la instalación de filtros de primera descarga. Un prefiltro trabaja bajo el principio de que el agua más contaminada es la primera que cae en el techo durante la lluvia (porque esta es el agua que ha limpiado más materia fecal y orgánica). Ten en cuenta que este filtro debe ser dimensionado de acuerdo con el tipo de techo que tengas, por ejemplo, los tejados rugosos necesitarán una cantidad mayor de desviación, ya que son más arenosos y necesitan más tiempo para que la materia fecal pueda limpiarse de la superficie durante la lluvia.

Filtración del pre-tanque

Necesitarás un pre-tanque con filtro en tu sistema. En este pre-tanque se filtra el agua recogida antes de que entre al tanque final. Es un paso importante en la filtración de agua de lluvia, así que no lo pases por alto. Hay muchos tipos y modelos en el mercado. Escoge el que mejor se adapte a tus necesidades y bolsillo.

Filtro de agua pluvial

Tanque de filtración

Un tanque de filtración es fácil de construir y puede tener un gran impacto en la calidad general del agua. La primera regla de oro es tratar de sondear las entradas, para ver cómo baja el agua. Considera poner bloques de hormigón alrededor de la tubería de entrada en la parte inferior del tanque, o instalar un codo de 90 grados de ajuste en el tubo. Si lo haces, actuará como un "interruptor de fuerza" y reducirá la turbidez en el agua, manteniendo de este modo zonas de sedimentos en el tanque. La sedimentación será más fuertemente concentrada en la parte inferior y en la parte superior del agua en una cisterna determinada, por lo que podremos reducir la turbidez en el agua y coger el agua de la zona central del tanque utilizando un filtro de cisterna flotante. De esta forma, conseguiremos el agua más limpia de nuestro sistema.

Filtro de carbón activado

Toda agua lleva consigo su propio sabor y olor, y el agua de lluvia no es una excepción. Para obtener la mejor calidad posible de agua, así como el mejor sabor, un filtro de carbón activado granulado es una necesidad para cualquier sistema.

Filtración de sedimentos

Cualquier sedimentación que quede en el agua debe ser filtrada tan a fondo como sea posible. El tamaño de los sedimentos se mide en micras, cuanto mayor es la lectura en micras, más grandes son las partículas. Cuando se instalan sistemas de agua potable en los tanques de agua de lluvia, por lo general, se trata de sistemas de filtración de sedimentos de dos a tres etapas, comenzando con un filtro de 20 a 30 micras, seguido de un filtro de 5 micras. En la instalación de filtros de sedimentos, siempre se coloca un filtro mayor en primer lugar, seguido por un filtro menor y así sucesivamente.

Esterilización ultravioleta

El paso final en cualquier sistema de filtración de agua de lluvia debe ser la desinfección (matar las bacterias) o la esterilización (esterilización de las bacterias para que no se puedan reproducir, haciéndolas inofensivas). Incluso después de filtrar el agua con un filtro infertior a 5 micras, las bacterias todavía pueden estar presentes en el agua. Mientras que muchos sistemas de agua de lluvia utilizan cloro para desinfectar el agua, nuestro método preferido para la filtración de bacterias es la esterilización ultra-violeta. Los filtros ultravioletas ofrecen un resultado muy seguro y muy eficaz.