Filtro de agua para ducha

Los estudios han descubierto que filtrar el agua de la ducha probablemente ayuda más a tu salud que el filtro de agua del grifo de la cocina.

Filtro de agua para ducha

Mientras que estás limpiando y exfoliando la suciedad y las bacterias de tu cuerpo, la alcachofa de la ducha en realidad te rociando con agua cargada con productos químicos. Esto puede causar una serie de problemas de salud, sequedad de la piel e irritación, hasta enfermedades que amenazan la vida.

Básicamente, al ducharte sin filtro, te estás lavando con pesticidas (el cloro es un pesticida que mata a los patógenos dañinos del agua y también a las bacterias beneficiosas de nuestro cuerpo). Sin embargo, ten en cuenta que las tácticas intimidatorias son comunes y las reclamaciones sobre, por ejemplo, la absorción dérmica de cloro, pueden ser exageradas.

He aquí un resumen de los riesgos, demostrados por la ciencia médica y los beneficios de los filtros de agua de ducha y la respuesta de si son realmente necesarios para todos los hogares.

Las bacterias promotoras de enfermedades residen en los cabezales de ducha

Probablemente ni siquiera pienses en lo que realmente sale del cabezal de ducha cuando enciendes el agua y empiezas a enjabonarte. Pero el profesor de biología Norman Pace de la Universidad de Colorado, afirma que, millones de microorganismos y bacterias se apilan dentro de la alcachofa de ducha de agua sin filtrar, listas para salir volando al mismo tiempo que enciendes el agua.

Pace condujo un estudio en el que se investigaron 50 de cabezales de ducha de todo el país para ver cuánta suciedad (que llamaron biofilm) se construía dentro y lo que exactamente se arrastraba alrededor en esa porquería.

Su estudio concluyó que el 60% de los cabezales de ducha probados contenían bacterias y microorganismos, el más prevalente fue el Mycobacterium avium, un patógeno que puede causar enfermedades pulmonares. El New York Times informó acerca de las bacterias, incluso cancerígenos que brotaban de las alcachofas de ducha.

Parece que esto es todo lo que necesitas saber antes de decidir si necesitas un filtro de ducha en tu baño, pero los beneficios de la instalación de uno van mucho más allá.

Te verás más joven y ahorrarás dinero

Hay algunas razones cosméticas bastante convincentes para comprar un filtro de ducha. El problema de que el agua contenga incluso pequeñas cantidades de cloro es que se adhiere a la piel y al cabello, eliminando la humedad y perturbando el equilibrio de bacterias útiles necesarias, que residen en tu cuerpo.

Esto puede resultar en una piel seca e irritada. También puede contribuir a los signos prematuros de envejecimiento, como la decoloración y las arrugas. Un filtro de ducha neutraliza los productos químicos, dejando la piel con una suavidad y brillo naturales notables incluso después del primer uso.

Lo mismo ocurre con tu cabello. El cloro elimina los aceites naturales que hidratan los folículos pilosos, dejándote el cabello seco y escamoso y el cuero cabelludo irritado. Los filtros de ducha pueden restaurar el brillo y la textura natural de tu cabello.

Entra más de cloro en tu cuerpo a través de la inhalación mientras te duchas que al beber agua del grifo

El cloro químico, utilizado en las instalaciones de tratamiento de agua, reduce las bacterias patógenas en el agua, aunque también es peligroso para nuestra salud. Cuando el cloro reacciona con la materia orgánica en el agua forma subproductos desinfectantes, también conocidos como los trihalometanos, uno de los cuales es el cloroformo que causa cáncer.

Con frecuencia se afirma que, al ducharte tus poros abiertos conducen a un aumento de la absorción dérmica de sustancias tóxicas como el cloro y sus derivados. Al darte una ducha sin filtro de agua, eres aún más susceptible al cloro y la cloramina que simplemente cuando bebes agua sin filtrar.

Un filtro de agua de ducha puede ayudarte a sentirte más en forma

¿A veces te sientes peor después de una ducha larga y caliente? Podría ser debido a la absorción de cloro y a la inhalación. La exposición al cloro puede causar fatiga física, depresión mental y una bajada de las defensas, dificultando a tu cuerpo la tarea de protegerse de las enfermedades infecciosas y reacciones alérgicas. Un filtro de ducha te librará de esos vapores agresivos, fortalecerá tu sistema inmunológico y dejará tu mente verdaderamente vigorizada.

La investigación demuestra que el agua de la ducha puede causar cáncer

Los vapores inhalados (cloro) durante la ducha, dañan los pulmones. El Centro para el Control de Enfermedades confirma que las personas que se dan duchas calientes están más expuestos al cloro y a sus subproductos peligrosos que los que beben agua del grifo sin filtrar. Esto es porque cuando el agua sin filtrar se calienta, el cloro se convierte en un gas y se absorbe fácilmente en la piel o se inhala.

Filtro de agua ducha

Las duchas con agua clorada pueden ser factores de riego para las mujeres embarazadas

Para las mujeres que están embarazadas, un filtro de ducha es de vital importancia para reducir su exposición al cloro, que no sólo puede poner a la salud de la madre en riesgo, sino también a la del niño no nacido.

Un estudio realizado por un equipo en Inglaterra determinó que las mujeres que bebían o se daban duchas de agua sin filtrar contaminada con cloro y cloramina resultaron en varias complicaciones con el embarazo, incluyendo abortos espontáneos, muerte fetal, bajo peso al nacer, parto prematuro y un espectro de defectos de nacimiento que van desde daño en los nervios a los corazones débiles.

Los niños pueden correr riesgos de salud durante su desarrollo

Para los niños, un baño o una ducha caliente con agua municipal sin filtrar podrían tener efectos peligrosos sobre su desarrollo. En Bélgica, se realizó un estudio para averiguar si había alguna correlación entre los escolares que pasaban tiempo respirando el aire en piscinas cubiertas y un aumento de la permeabilidad pulmonar y el desarrollo de asma.

Los niños que juegaban con frecuencia en piscinas tenían un mayor riesgo de desarrollar asma juvenil, y en algunos casos los síntomas fueron graves.

También tenían el tejido epitelial más dañado, éste es el tejido que conforma la capa externa de la piel y las líneas de la parte interna de los pulmones. Este estudio confirma cómo de dañinos pueden ser los vapores del cloro para el sistema respiratorio de un niño, no sólo en las piscinas, sino también en el hogar, mientras se ducha o baña.

El vapor de agua clorada puede causar ataques de asma y alergias

En un estudio realizado se descubrió que las personas con asma y alergias sufrían menos ataques al instalar un filtro de agua en la alcachofa de la ducha, ya que permitían bloquear los irritantes. A pesar de que la calidad del aire ha mejorado, el impacto del asma entre los niños se ha incrementado en más del 300%. Los investigadores creen que la mala calidad del aire en interiores debido a los productos químicos sintéticos, especialmente el vapo de agua con cloro, puede ser una causa.

Ya estamos expuestos a muchas sustancias químicas tóxicas

En nuestra sociedad industrializada moderna, utilizamos más de 75.000 productos químicos tóxicos. Se sabe que nuestros suministros públicos de agua contienen 2.100 de estos. La mayoría (si no todas) de estas toxinas puede ser inhaladas y absorbidas mientras te duchas.