Instalación de un filtro de agua

Millones de hogares han decidido optar por el agua potable embotellada, debido a la preocupación por la pureza o el sabor del agua del grifo. Estos problemas existen en todo el mundo, independientemente de si el agua proviene de la tubería municipal o si se trata de aguas subterráneas. Sin embargo, hay una manera más fácil y económica de obtener agua potable: Instalar un sistema de filtración de agua debajo del fregadero.

Instalación de un filtro de agua

El sistema tiene dos componentes principales:

  • Una carcasa de plástico del filtro que se atornilla al interior del armario del fregadero; normalmente en cada vivienda se instala dos filtros reemplazables.
  • Un grifo de cuello de cisne compacto montado en la cubierta del fregadero o encimera para dispensar agua limpia y filtrada.

La carcasa del filtro se conecta al grifo de cuello de cisne con un tubo de plástico flexible, y a la línea de suministro de agua fría existente con tubos y accesorios de cobre soldados.

Los filtros de agua de doble cartucho constan de un filtro de bloque de carbón y otro de carbón en gránulos, así como un grifo dedicado y un monitor electrónico que indica cuándo es el momento de sustituir los filtros (más o menos, cada seis meses). Los filtros duales reducen los productos químicos y contaminantes más comunes que se encuentran en el agua del grifo que proviene de una fuente municipal o pozo, incluyendo el plomo, mercurio, amianto, pesticidas y quistes. Ellos también eliminan los sedimentos, y el mal gusto y los olores causados ​​por el cloro añadido a los suministros de agua municipales.

Puedes añadir una válvula de bola a la tubería de suministro de agua que alimenta los filtros. Esto permite a los propietarios cerrar la llave del agua a la unidad para cambiar el filtro sin necesidad de cortar el suministro de agua principal del fregadero.

Paso 1: Cierra el suministro de agua

Comienza por cerrar la llave de paso del suministro de agua fría a la zona del fregadero de la cocina. Si tu casa no tiene una llave de agua para la cocina, tendrás que cortar el agua en la válvula principal de la casa.

Pide a un ayudante que se quede en la cocina para abrir el grifo de agua fría del fregadero con la finalidad de liberar la presión en la tubería.

Comprueba el tapón de drenaje. Coloca un cubo debajo de la válvula y afloja la tuerca con los dedos o unos alicates. De esta forma, drenarás el agua atrapada en la tubería entre el fregadero y la válvula.

Paso 2: Corta la tubería de suministro de agua

Vacía el armario de debajo del fregadero y coloca una lona o una manta en el suelo. Localiza la válvula de cierre de agua fría debajo del fregadero. Coge un trozo de papel de lija y pule la tubería de cobre directamente debajo de la válvula (sólo en esta zona).

A continuación, corta la tubería y elimina unos 2,5 cm. Desecha este trozo. Pule los extremos de los tubos recién cortados y coloca una T apropiada de un poco más de 1 cm.

Desliza la T en el tubo por debajo de la válvula de cierre y suéldala en su lugar. Asegúrate de proteger el mueble con un paño resistente al fuego o algún tipo de protección metálica.

Paso 3: Soldadura en una nueva válvula de cierre

Coloca una válvula de bola de un centímetro aproximadamente entre la tubería de cobre y el adaptador hembra. Suéldalo antes de instalarlo debajo del fregadero, para una máxima seguridad. Trabaja de abajo hacia arriba, primero soldando la tubería de cobre a la válvula de bola, a continuación, la válvula de bola al siguiente tramo de la tubería y, finalmente, el tubo al adaptador hembra.

Coloca el conjunto sobre el accesorio de la alimentación de agua fría con un codo de 90 grados. Suelda ambos extremos del codo en su lugar.

Envuélvelo con cinta de teflón. Sujeta el adaptador con pinzas mientras aprietas el reductor con una llave.

Consejo: Asegúrate de que la válvula de bola está abierta al soldar de manera que el vapor pueda escapar.

Filtros de agua instalación

Paso 4: Haz un agujero para el grifo en el nuevo filtro

Mide y marca la ubicación del orificio para el grifo del filtro en la cubierta fregadero de acero inoxidable.

Para un fregadero de hierro fundido, localiza el agujero en la encimera o monta el grifo del filtro en el orificio del rociador.

Perfora un agujero de un centímetro de diámetro a través de la cubierta de acero inoxidable con un taladro. Si necesitas un agujero más grande, ve agrandando el tamaño de la broca medida tras medida.

Consejo: Para que el taladro no resbale sobre el acero inoxidable, cubre la zona con una tira de cinta adhesiva o empieza el punto de partida con un punzón.

Paso 5: Instala el grifo en el filtro

Después de perforar el agujero del grifo, utiliza una aspiradora para mojado/seco para recoger las virutas de metal de la parte superior del fregadero y en el interior del mueble.

Ahora coloca la arandela, la base de aluminio (rosetón) y la junta de goma en el vástago que enrosca el grifo del filtro.

Desliza la llave en el agujero y asegúrate de que queda plana en la parte superior de la cubierta del fregadero.

Desde el interior del mueble, alcanza y coloca el soporte de montaje, la arandela de seguridad y la tuerca hexagonal en el vástago del grifo.

Aprieta la tuerca hexagonal cuidadosamente con una llave para asegurar el grifo al fregadero.