Filtro de agua UV

La purificación de agua ultravioleta es el método más eficaz para la desinfección de las bacterias del agua. La luz ultravioleta (UV) penetra en los patógenos perjudiciales que se encuentran en el depósito de agua de tu hogar y destruyen los microorganismos que causan enfermedades atacando su base genética (ADN). Esto es extremadamente eficaz al eliminar su capacidad para reproducirse.

Filtro de agua UV

Desinfectar el agua con luz ultravioleta es excepcionalmente simple, eficaz y seguro para el medio ambiente. Los sistemas UV destruyen el 99,99% de los microorganismos dañinos, sin añadir productos químicos o cambiar el sabor o el olor del agua. La purificación de agua UV se utiliza generalmente en conjunto con otras formas de filtración, tales como los sistemas de ósmosis inversa o los filtros de carbón activado.

Desinfección química

Los sistemas UV son un medio eficaz para la desinfección del agua de uso residencial. Se instalan en el punto de entrada de agua y así, desinfectan el agua de toda la casa. Los sistemas UV son muy recomendables para los propietarios que puedan sospechar que su suministro de agua puede contener E. coli, Cryptosporidium, giardia o cualquier otro tipo de bacterias y virus. No se aconseja el uso de cloro u otros productos químicos para desinfectar el agua de, por ejemplo, los pozos privados, debido a los subproductos tóxicos que se crean. Es importante evitar el consumo de agua que puede estar contaminada por bacterias para protegerte de las enfermedades bacterianas transmitidas por el agua.

Ventajas de la purificación UV

Algunas de las ventajas de los filtros UV son:

  • Libre de productos químicos: La purificación UV no utiliza ningún producto químico como el cloro y no genera ningún subproducto nocivo. Es ambientalmente segura y fácil de usar, no hay productos químicos peligrosos involucrados, ni tampoco hay riesgos de sobredosis.
  • Sin sabor, ni olor: La luz UV no añade ningún sabor químico u olor al agua. Sin cambios en el sabor, olor, pH, conductividad, ni la química general del agua.
  • Extremadamente eficaz: Es una de las maneras más eficaces para matar a los microbios causantes de enfermedades, ya que los destruyen en un 99,99%. Es más eficaz contra los virus que el cloro.
  • Requiere muy poca energía: Utiliza aproximadamente la misma energía que necesitarías para encender una bombilla de 60 vatios.
  • Poco mantenimiento: Una vez has instalado el sistema el mantenimiento es prácticamente nulo, tan sólo debes cambiar la bombilla UV de forma anual. La simplicidad y la facilidad de mantenimiento lo hacen un sistema ideal. No existen partes móviles que se desgasten.
  • Buena relación calidad-precio: El coste inicial es bajo, los gastos de explotación son reducidos en comparación con tecnologías similares, tales como el ozono, cloro, etc.
  • Proceso de tratamiento inmediato. No hay necesidad de tanques de retención, largos periodos de tratamiento, etc.
  • Extremadamente económico. Se pueden tratar cientos de litros por muy poco dinero.
  • Funcionamiento automático. No se necesita especial atención o medición, es un sistema de fácil manejo.
  • Fácil instalación. Sólo hay dos conexiones de agua y una conexión a la fuente de alimentación.
  • Compatible con todos los otros procesos de purificación de agua. Como por ejemplo, la ósmosis inversa, filtros de carbón activado, etc.

Limitaciones de los sistemas de agua UV

La purificación ultravioleta sí misma no es suficiente para purificar el agua potable. Esto es debido a la radiación UV sólo es eficaz para el tratamiento de bacterias y virus. Luz UV no tiene la capacidad de eliminar contaminantes tales como el cloro, metales pesados ​​y los COV (Compuestos Orgánicos Volátiles). Muy a menudo, los sistemas UV se combinan con sistemas de ósmosis inversa para proporcionar un proceso de purificación completa con la finalidad de conseguir un agua potable segura.

Cómo elegir el tamaño correcto de la unidad UV

Este tipo de unidad, normalmente se recomienda para el tratamiento del agua de toda la casa. Para asegurarte la máxima satisfacción, debes elegir el tamaño adecuado (gpm) del sistema UV para que coincida con tu demanda dómestica máxima de caudal de agua. Esto es simplemente una medida de la cantidad de agua que puede fluir a través de tu línea principal de agua en el caso que se abran todas las salidas a la vez.

La decisión sobre la capacidad de la unidad necesaria es bastante simple. Para la instalación en el punto de entrada del sistema (toda la casa) se estima el caudal necesario de acuerdo a las siguientes pautas:

  • Hogar pequeño (1-2 ocupantes): 20 litros por minuto.
  • Hogar mediano (2-4 ocupantes): 40 litros por minuto.
  • Hogar grande (4-6 ocupantes) o pequeño restaurante: 48 litros por minuto.
Filtro de agua ultravioleta

Para estimar el caudal de agua en tu casa, sigue estos pasos:

  • Asegúrate de que no hay ningún grifo abierto.
  • Utiliza el grifo más cercano a la fuente de agua (bomba, tanque o tubería).
  • Abre el grifo por completo y calcula el tiempo que tarda en llenarse un recipiente de 4 litros.
  • Haz una regla de 3, multiplica los 4 litros por 60 segundos (1 minuto) y divide el resultado por los segundos que has tardado en llenar el recipiente.

Ejemplo: si tardas 20 segundos en llenar un recipiente de 4 litros, la velocidad de flujo será 12 litros/minuto.

Explicación

20 segundos --> 4 litros.

60 segundos --> x.

x = (4 litros x 60 segundos) : 20 segundos.

Resultado: 12 litros/minuto.